Conde se define reformista y «unicameralista»

reginoUno de los candidatos a la presidencia del Frente Amplio a nivel nacional, Roberto Conde, estableció en diálogo con este medio, que las elecciones del próximo 24 deben ser el comienzo de la defensa del gobierno de izquierda, por entender que la derecha ataca y se hace necesario una defensa permanente.

Conde dijo que en la recorrida al interior, “ya llegamos al núcleo duro de la militancia frenteamplista. Estaba fría la cosa, ahora hay que ampliar eso. La clave es que después del 25 de julio el Frente Amplio debe seguir movilizado. Se nos va la vida en esto, las elecciones son solo un paso inicial. En los períodos anteriores los enfrentamientos con la derecha eran a los tres años de gobierno, ahora, a tan poco tiempo, ya se vive eso. Hay que permanecer movilizados de acá al 2019 porque sino estamos fritos”.

Conde agregó que “hay que hacer muchas reformas en la interna del Frente y además salir a contestarle a la derecha. ANCAP, Sendic y el Fondes son los temas que utilizan desde la oposición, yo tengo la mejor relación con la oposición, tengo un trato respetuoso, pero están haciendo un ataque demagógico y no tienen una sola propuesta para el pueblo uruguayo. Están proponiendo volver a la década de los 90 y nosotros no salimos a dar la pelea y hay que cambiar eso desde el 25 de julio. En 2014 nos quisieron ganar con Pluna, que se fundió en el gobierno de Batlle, equivocándonos con un negocio que no fue rentable. Ahora es ANCAP que en el 2005 estaba en ruinas”.

Conde reconoció que en la medida que el mercado internacional cambie, ANCAP seguramente se posicionará de otra manera, “como sucedió en ALUR. Nos critican porque el proyecto inicial era de una inversión, que fue superada, pero nos permitió acceder a nuevas formas de producir. Hoy es un complejo agro – tecnológico inusual, increíble. Hubo que capitalizarla a la empresa pero se basa en que esa empresa tiene un futuro increíble”.

Conde dijo que es “tarea de los militantes defender al gobierno que está ocupado en gobernar y eso es el terreno que queremos plantear”.

Conde dijo que está de acuerdo con un país unicameral, “soy reformista y unicameralista. No se justifican dos cámaras. Lo que se ahorre en el recurso de tener dos cámaras, debería ser utilizado en un mayor asesoramiento técnico y jurídico para que las leyes salgan perfectas”.