Gobierno anunció baja de 3 pesos por litro en precio de naftas y 6 pesos en gasoil

La modificación surge como resultado de la política tarifaria, que refleja la realidad del mercado internacional, destacaron las autoridades. Los precios de venta al público comenzarán a regir en 2023 en línea con el precio de paridad de importación (PPI) que releva en forma mensual la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea). El supergás mantendrá su precio, por debajo de los valores internacionales.

El anuncio fue realizado en la Torre Ejecutiva, en una conferencia encabezada por los ministros de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, y Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, este jueves 29.

Según lo definido por el Poder Ejecutivo, el precio de la nafta Súper 95 descenderá 3 pesos en surtidor y costará 71,89 pesos por litro, como máximo de venta al público. El del Gasoil 50S, en tanto, bajará 6 pesos y valdrá 58,99 pesos por litro, como máximo de venta al público. Los nuevos valores regirán a partir de la hora 00:00 del domingo 1.º de enero de 2023.

La medida implica un alivio para el consumo familiar, la producción, la industria y el comercio, destacó Paganini.

Añadió que en el último semestre hubo un descenso en el precio de la nafta Súper 95 en setiembre y octubre y que el tercero se aplicará en enero. Esas tres bajas implican que el Gobierno está aplicando la referencia de la Ursea para tomar las decisiones de forma más ajustada al PPI y que cuando hubo oportunidades de no acompañar la suba basada en ese parámetro Ancap lo ha hecho. Como ejemplo, el ministro recordó que, durante la crisis energética mundial en que hubo un pico a mediados de 2022 que llevó a un aumento internacional del petróleo “fuerte”, el ente pudo contener el precio gracias a sus resultados favorables.

Por otra parte, la ministra Arbeleche resaltó que el sistema de combustibles es transparente y que lo demuestra  al acompañar la baja en el precio del petróleo. Agregó que esta política de combustibles es un punto más de una agenda de reformas estructurales que el Gobierno viene desarrollando.

El PPI es “una política que funciona”

Paganini recordó que en este período los valores para definir precios en Ancap estuvieron por debajo del PPI y que eso significó una renuncia para el ente. En 2021, desistió de 159 millones de dólares y en 2022 de otros 251 millones, hasta el mes de diciembre, precisó.

Y añadió: “Esto es muy diferente a lo que sucedía años anteriores donde, al revés, la paridad de importación estaba por debajo de lo que cobraba Ancap, la empresa cobraba más que la paridad de importación”.

El ministro indicó que “durante muchos años seguidos” Ancap recaudó unos 800 millones de dólares por encima del PPI. Sin embargo, en la actualidad la entidad “está en equilibrio, mostrando ganancias, sana financieramente, y no es necesario como en el pasado rescatarla”, aseveró.

“Eso demuestra una política exitosa, que acompaña los precios internacionales, que cuando puede atenúa subidas delicadas para la producción y las familias y, a la vez, lo hace sin poner en riesgo las finanzas del ente”, expresó.

“Estamos en una política que funciona”, destacó.