Lima es el «gestor» de la Liga Salteña?

Las elecciones de presidente de la Liga Salteña de Fútbol están al rojo vivo. Todo porque el intendente Lima pretender funcionar como gestor de la vida institucional y social de los clubes que se «transformarían en votos» para continuar con la dinastía en Salto.

Aprietes, amenazas, promesas, propio de como funciona Lima que en esta oportunidad manda a la «guerra» a Alvaro Gómez gestionador político del arribo a clubes de nuevos vestuarios, comodatos de canchas y tantas otras cosas más.

La lucha por la presidencia ha pasado a ser cuerpo a cuerpo como en el caso del popular cuadro de barrio Gladiador que hoy se reúne en directiva para definir si acompañan a Arreseigor o a Pintos.

Las aguas están divididas pero evidentemente Lima ha pedido a Gómez que en su condición de ex dirigente del equipo de Barrio Artigas, haga pesar todos los favores realizados con el fin de no cambiar la presidencia y cosechar en dos años los votos para que el hermano del actual intendente logre ocupar ese sillón.

Todo vale para el «universo Lima» que ha potenciado de mala fe la injerencia de la política en el fútbol.