Nuevo equipamiento permitirá rápido diagnóstico de tuberculosis en Paysandú

Según el informe anual sobre “Situación de la tuberculosis en Uruguay 2022”, presentado este martes 28, la tasa de incidencia actual de la enfermedad se ubica en 31,7 cada 100.000 habitantes. En 2022 se diagnosticaron 175 casos más que en 2021. La ministra de Salud Pública, Karina Rando, anunció la implementación de un equipo de test molecular en Paysandú que permitirá un diagnóstico rápido y de mayor especificidad.

El evento se desarrolló en el Ministerio de Salud Pública, en el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, conmemorado cada 24 de marzo para concientizar a la población sobre las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la enfermedad. 

Junto a la ministra Rando participaron Grisselle Rodríguez, en representación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Uruguay; la presidenta y el vicepresidente de la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes (CHLAEP), Iliana Pedemonte y Guillermo Laurnaga respectivamente, y la directora del Programa Nacional de Tuberculosis, Mariela Contrera.

La tuberculosis es una de las principales causas de muerte en el mundo por enfermedad infecciosa, informó Rando. Añadió que en Uruguay la tasa de incidencia actual de esa patología se ubica en 31,7 cada 100.000 habitantes y que en 2022 se diagnosticaron 175 casos más que en 2021. “Estamos en franco ascenso, hay que tener mucha precaución y todos los médicos tienen que tener la enfermedad en el radar”, consideró.

En ese sentido, destacó las instancias de difusión de información y capacitaciones para médicos desarrolladas por el Ministerio de Salud Pública. Respecto al diagnóstico, indicó que se realizan mejoras en las instalaciones del laboratorio de la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa, con nuevas técnicas que permiten diagnosticar con mayor rapidez y eficacia la enfermedad.

Además, anunció la implementación de un equipo de test molecular Genexpert en el Hospital de Paysandú en próximas semanas, para lograr diagnósticos rápidos y con mayor especificidad. En ese sentido, valoró las acciones que fomentan la descentralización y la celeridad en las actuaciones para atacar las patologías.

Entre las estrategias para reducir las cifras, Rando resaltó que es clave concientizar a la población sobre la importancia de la consulta médica ante síntomas respiratorios que incluyan tos con expectoración durante varios días o meses. Agregó que la tuberculosis es una patología en la que se debe seguir pensando y que es necesario ajustar el diagnóstico para un tratamiento oportuno.

Asimismo, se refirió a la evolución en los últimos años en el ámbito internacional y en Uruguay. Señaló que hubo una alta incidencia en la década del 1980 en todo el mundo, lo que motivó la formación del Programa Nacional de Tuberculosis y la implementación de la estrategia de tratamiento directamente observado (DOTS) recomendada para garantizar la curación.

Añadió que, debido al éxito del programa, durante la década de 1990 bajaron los niveles de prevalencia en el Uruguay. “Éramos uno de los países en donde parecía que la tuberculosis se iba a eliminar”, sostuvo, y agregó que se llegó a una falsa sensación de que la enfermedad estaba erradicada. Explicó que, a raíz de esto, se generó una falta de atención en médicos y comenzaron a subir los casos de manera constante hasta la actualidad.

En ese sentido, informó que durante la pandemia de COVID-19 se registró un descenso que no es real, sino que se asocia a la falta de diagnóstico. “Los casos que aparecieron en 2022 generaron un aumento, que responde a la detección de los casos que no se habían identificado antes”, aseguró.

Según informó la directora del Programa Nacional de Tuberculosis, Mariela Contrera, en el año 2022 se registraron 1.126 casos nuevos en Uruguay. “Es una de las cifras más altas en las últimas décadas”, dijo, y puntualizó que Montevideo concentró el 55% de los casos.

Cerca de un 12% de las personas que se enferman de tuberculosis fallece por abandonar el procedimiento o por diagnóstico tardío, aseguró Contrera, y destacó que el desafío es disminuir esa cifra. Para concluir, sostuvo que el tratamiento de la enfermedad es altamente efectivo y que Uruguay cuenta con los fármacos y realiza esquemas de tratamiento recomendados a nivel internacional.