Mujeres privadas de libertad recibirán charlas sobre herramientas emocionales antes de su egreso

Este jueves 25, comenzó el ciclo de charlas “Herramientas emocionales para el autocuidado”, dictado desde el área de Cuidados del Mides y dirigido a mujeres privadas de libertad. El objetivo es prepararlas para su egreso, con resiliencia para enfrentarse a la sociedad, explicó la directora de ese sector, Florencia Krall. El primer taller fue en la unidad n.° 5 del INR femenino, luego se extenderán a todo el país.

El propósito del ciclo de charlas que se inició en la jornada es brindar contención y generar un intercambio, según indicó el titular del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Martín Lema, en diálogo con Comunicación Presidencial. Además, señaló que la instancia forma parte de las acciones que la cartera lleva adelante en el sistema penitenciario.

En ese sentido, puntualizó que la secretaría de Estado procura, en la actualidad, brindar oportunidades laborales a aquellas personas que se encuentren próximas a egresar del sistema penitenciario o ya salieron. Lema detalló que se busca ofrecer contención y herramientas “que permitan una libertad plena”. Consideró, además, que lo que aporta libertad es contar con mecanismos para poder decidir y elegir alternativas a través de segundas oportunidades.

Krall, en tanto, informó que la Dirección de Cuidados trabaja junto con la de Apoyo al Liberado (Dinali) en un proyecto para el fortalecimiento de los mencionados instrumentos centrado en personas egresadas del sistema penitenciario. Incluirá becas de inclusión socioeducativa (BIS) para el cuidado de menores a cargo durante las primeras oportunidades laborales y un ciclo de charlas sobre herramientas emocionales para autocuidado.

Agregó que mediante los talleres se brindarán insumos para que las mujeres estén preparadas para su egreso, con capacidad de resiliencia para enfrentarse a la sociedad, el mercado laboral, las oportunidades educativas y el cuidado de sus hijos.

La primera charla se desarrolló en la unidad n.° 5 del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) femenino, luego se extenderán a todo el país.