«Improcedente, inconveniente y mentirosas»las declaraciones del intendente Lima,según Vamos Salto que deplora las mismas

El Comité Ejecutivo de Vamos Salto del Partido Colorado reunido en Casa del Partido y vistas las últimas actuaciones y declaraciones del Intendente de Salto, Andrés Lima, deplora las mismas por resultarle improcedentes, inconvenientes y mentirosas, tal como nos tiene acostumbrados a los salteños desde siempre. En virtud de lo cual realiza las siguientes puntualizaciones a la opinión pública salteña.
Son IMPROCEDENTES porque renueva su afán histérico de recaudación por cualquier vía posible. La derogación de los descuentos y beneficios al sector agropecuario con la excusa de la resolución del Tribunal de Cuentas, supuso el aumento millonario de los ingresos en perjuicio de los empresarios
rurales en medio del sufrimiento de la sequía más grande de la historia. Pero se olvidó del Tribunal de Cuentas cuando le observó gasto de U$S 65.000 por la contratación de dos grupos musicales.
Son INCONVENIENTES con la moral pública y los códigos de la política porque el intendente Lima hace la más pura demagogia con tal de quedar bien con su potencial electorado. Por eso se entienden sus declaraciones en Montevideo que sostienen la existencia de una clínica de prevención de suicidios
con presupuesto propio. Mentira de toda mentira, que juega con los sentimientos de la gente, de sus políticas sociales y de compromiso con las urgencias populares. Hecho que le valió un llamado a sala
al plenario de la Junta Departamental para que explique las razones de tan disparatadas como falsas declaraciones. El intendente Lima cerró el Hogar para Mujeres Víctimas de Violencia Domestica, Refugios para Personas sin Techo, ahora resulta que abre Centros de Atención de Enfermedades Mentales… ¡en serio!.
Son MENTIROSAS porque Andrés Lima señala con énfasis un breve período de la Intendencia
colorada en que hubo atrasos en el pago de honorarios y obligaciones, que en pocos días se solucionaron y pagaron, pero se olvida olímpicamente de la enorme deuda votada por sus ediles con la que comprometió al pueblo de Salto por 15 años y por un monto muy superior al necesario en su momento. La comparación de los dos gobiernos frentistas a cargo de Lima no se comparan en absoluto
con el período colorado llevado adelante por Germán Coutinho y Vamos Salto con fuentes de trabajo genuinas, obras por doquier, espectáculos y eventos para todos, felicidad publica notoria que se evidenciaba en los actos oficiales y en los casi 40 mil votos de salteños obtenidos en las elecciones de
2015 que lo coronaron a Coutinho como el candidato a intendente más votado –por lejos- en la historia de Salto.