Unos 24 jubilados y pensionistas de Bella Unión recibieron viviendas del BPS

El Banco de Previsión Social (BPS) entregó las llaves de las unidades del complejo Tres Fronteras, en el marco del programa Soluciones Habitacionales que implementa el organismo. El presidente de la institución, Alfredo Cabrera, dijo que se han cedido unas 6.000 viviendas en todo el país. La iniciativa comprende, además, el otorgamiento de subsidios de alquiler y el pago de hogares para adultos mayores que necesitan cuidados.

La distribución de llaves se realizó el viernes 14 en Bella Unión, departamento de Artigas. Asistieron el ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Raúl Lozano, y el subsecretario de la cartera, Tabaré Hackenbruch, integrantes del directorio del BPS y el intendente de Artigas, Pablo Caram.

Con este programa, se busca brindar soluciones habitacionales a jubilados y pensionistas de bajos recursos. En esta oportunidad, se efectuó la entrega de los 24 apartamentos que conforman el complejo habitacional Tres Fronteras, edificado con fondos de la citada secretaría de Estado y que incluye también un salón de usos múltiples. Tres de las unidades están destinadas a personas con discapacidad. 

Este plan les cambia la vida a los beneficiarios, que son jubilados y pensionistas que no han podido acceder a una vivienda, explicó Cabrera. En cierta forma, se trata de retribuirlos por su trabajo de toda la vida, manifestó.

El jerarca se refirió al alcance de esta iniciativa, que ya ha permitido entregar unas 6.000 viviendas en todo el país. Quienes deseen acceder deben registrarse en las oficinas del BPS. El organismo analiza la situación socioeconómica y verifica el cumplimiento de los requisitos. Luego, se genera una lista de prelación de los postulantes, a partir de la cual se van adjudicando las casas.

Soluciones Habitacionales contempla tres tipos de instrumentos. El más extendido es la construcción de viviendas. A medida que hay unidades disponibles —sea porque se edificaron nuevas o porque se deshabitaron las existentes— se van asignando en comodato. También se otorgan subsidios de alquiler y, en el caso de personas que requieran cuidados, se financia el pago de hogares para adultos mayores, explicó.

Asimismo, adelantó que se evalúa fortalecer la segunda modalidad —subsidios de alquiler— en aquellas localidades en las que no hay una demanda que amerite la construcción de este tipo de viviendas grupales.

Añadió que el BPS no solo brinda soluciones habitacionales, sino que también implementa acciones para incentivar el desarrollo de comunidades, como forma de “compartir la vejez y no estar en soledad”. A modo de ejemplo, mencionó la instalación de centros de referencia para el envejecimiento activo (CREA), que funcionan en coordinación con la fundación Astur y con los que se procura fortalecer la integración y promover la autonomía de las personas mayores, a través de talleres sobre diversas temáticas, así como actividades físicas y recreativas.