ANEP inauguró tres centros educativos en la ciudad de Paysandú

Este viernes 28, autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) visitaron el citado departamento, donde inauguraron los jardines de infantes n.° 115 y n.° 116, ambos de jornada completa, y el liceo n.° 9, Centro María Espínola. El presidente de ANEP, Robert Silva destacó la importancia de las propuestas educativas de horario completo para quienes presentan desventajas socioeconómicas.

A los diferentes actos de inauguración asistieron, además de Robert Silva, la directora general de Educación Inicial y Primaria, Olga de las Heras, y el intendente de Paysandú, Nicolás Olivera.  Asimismo, participaron autoridades de Educación Secundaria y UTU, y las consejeras Dora Graziano y Daysi Iglesias.

El jardín de infantes n.° 115 de jornada completa, que actualmente recibe a más de 100 alumnos, requirió una inversión de 1.835.000 dólares y fue construido bajo modalidad de Participación Público Privada (PPP). Su edificación comenzó en 2019, finalizando en mayo de este año. La inversión total para los próximos 20 años será de 5.900.000 dólares, cifra que incluye la construcción y contemplará el mantenimiento, la seguridad, y los empleados contratados.

Por otra parte, el jardín de infantes n.° 116, también de jornada completa, cuenta con más de 120 alumnos y su edificación requirió una inversión de 1.810.540 dólares, ejecutada bajo la misma modalidad de PPP. Para los 20 años siguientes, el jardín demandará una inversión total de unos 5.880.000 dólares distribuidos en diferentes rubros, en los que ya se encuentra incluido el costo de la edificación.

Ambos centros ocupan una superficie de 1.400 metros cuadrados y cada uno dispone de cinco aulas, salón de psicomotricidad, espacios abiertos con caminería, juegos infantiles y césped. También poseen patio techado, cocina, comedor, servicios higiénicos accesibles, espacios para docentes, y baños en el interior de cada clase. 

En tanto, el liceo n.° 9, que funciona como Centro María Espínola y atiende a unos 50 estudiantes, comenzó a construirse en 2020, finalizando la obra en mayo de 2021. Surgió como respuesta a la inquietud de padres y miembros de la comunidad de tener un liceo en la zona, que últimamente ha visto incrementada su población.