Ana Frank,un 4 de agosto de 1944 los nazis la arrestaban

Annelies Marie Frank, a menudo llamada Ana Frank, fue una niña alemana judía víctima del HolocaustoNació en Frankfurt, Alemania, el 12 de junio de 1929. Durante sus primeros cinco años vivió con sus padres, Otto y Edith Frank, y su hermana mayor, Margot, en su ciudad natal. 

Sin embargo, con la ascensión de los nazis al poder su familia huyó a Ámsterdam, Países Bajos, donde Otto tenía contactos comerciales, señala el Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos (Ushmm).

La joven trascendió a la historia gracias a su diario íntimo, en el cual cuenta su experiencia y la de su familia en el “anexo secreto”, un departamento oculto detrás de las oficinas comerciales donde Otto Frank había trabajado y que se convirtió en el sitio elegido para evitar la persecución nazi.

Cerca de conmemorarse 94 años de su nacimiento, National Geographic reunió algunos datos clave sobre Ana Frank y la redacción de su diario.

1. ¿Por traición o por casualidad? Cómo los nazis dieron con Ana y sus compañeros del anexo

En el anexo secreto, los Frank convivían con otras personas: Hermann, Auguste y Peter van Pels, y Fritz Pfeffer. Todos ellos fueron arrestados el 4 de agosto de 1944, después de dos años de escondite, por las SS  (Schutzstaffel o escuadras de protección) y la policía secreta.

De acuerdo con el Ushmm, se han barajado diversas teorías respecto del arresto de este grupo de judíos que integraba Ana. 

os alemanes descubrieron el escondite por casualidad mientras investigaban la casa por informes sobre trabajo ilegal y fraudes con los cupones de racionamiento, agrega el Museo.

2. Ana soñaba con publicar su diario

El Díario de Ana Frank ha sido fundamental para que personas de todo el mundo conozcan la historia de esta joven y, con ella, la de otras víctimas del Holocausto. Comenzó a escribirlo en 1942, al cumplir 13 años. Allí depositaban sus temores, esperanzas y experiencias.

El 28 de marzo de 1944 escuchó una transmisión de radio del gobierno holandés en la que se instaba a la comunidad a redactar diarios, cartas y artículos que documentaran la vida bajo la ocupación alemana. Motivada por el anuncio, Ana comenzó a editar su diario con la esperanza de publicarlo después de la guerra con el título El anexo secreto.

Así, desde el 20 de mayo hasta su arresto el 4 de agosto de 1944, transfirió casi dos tercios de su diario de los cuadernos originales a páginas sueltas, e hizo varias modificaciones durante ese proceso.

3. Quiénes conservaron el diario de Ana Frank

Según indica el museo, después de ser liberado, Otto Frank describió que durante el día del arresto un miembro de las SS tomó una cartera y arrojó los papeles de Ana al suelo y lo llenó con objetos de valor. «Si se hubiera llevado el diario, nadie habría oído hablar jamás de mi hija”, recordó entonces.

Tras la detención, Miep Gies, una de las ciudadanas holandesas que ocultó a los Frank durante el Holocausto, conservó el diario y los demás escritos y se los entregó a Otto Frank tiempo después. Él se encargó de organizarlos  y trabajó para que el diario se divulgara. La primera versión se publicó en holandés, en 1947.