En los últimos cinco meses Interior instaló 2.100 cámaras de videovigilancia en barrios periféricos

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, aseguró que, al finalizar el quinquenio, quedarán operativas al menos 12.000 cámaras en todo el país, unas 6.000 más que las que había en 2020. Además, informó que se realizan pruebas para incorporar inteligencia artificial en la prevención del delito. La información fue brindada en la presentación de los equipos de videoseguridad instalados en las zonas operacionales 3 y 4.

Acompañaron a Heber a la plaza del barrio Santiago Vázquez, este martes 10, el presidente de Antel, Gabriel Gurméndez; el subsecretario, Guillermo Maciel; el director general, Nicolás Martinelli, y otras autoridades de la cartera.

El ministro informó que al inicio de la administración había casi 6.000 cámaras de videovigilancia en todo el país y cuando finalice el quinquenio esa cifra ascenderá a 12.000. En Montevideo se duplicarán las 3.000 que hay actualmente, agregó. El objetivo es brindar más seguridad a los uruguayos, ya que este sistema disuade el delito y permite generar pruebas para formalizar a quienes delinquen, dijo.  

En la jornada se presentaron 2.100 equipos que fueron colocados en las zonas operacionales 3 y 4 de Montevideo. Heber valoró la rapidez con que se ejecutó la instalación, que duró alrededor de cinco meses. En principio, estaba previsto concretarlo en un plazo mucho mayor, pero la decisión no podía demorar, dijo, ya que son barrios “de gente trabajadora, a los que el ministerio está obligado a darle seguridad”, agregó.

Los barrios aludidos por Heber son:  Aires Puros, Atahualpa, Belvedere, Casavalle, Pérez Castellano, Cerrito, Conciliación, Flor de Maroñas, Ituzaingó, Jardines del Hipódromo, Las Acacias, Toledo Chico, Manga, Bolivar, Paso de las Duranas, Lavalleja, Piedras Blancas, Prado, Punta de Rieles, Bella Italia, Sayago, Villa Española, Villa García, Casabó, Pajas Blancas, Colón, Abayubá, Conciliación, La Paloma, Tomkinson, Lezica, Melilla, Toledo Chico, Nuevo París, Paso de la Arena, Cerro, La Teja y Tres Ombúes.

En otro orden, el jerarca adelantó que se está llevando a cabo un plan piloto para aprovechar el desarrollo de la inteligencia artificial, de forma tal que el sistema de videovigilancia permita, además de identificar a quienes delinquen, prevenir los delitos. Se trata de una operativa que ya se implementa en otros países y ayuda a anticipar situaciones delictivas para que la policía brinde una rápida respuesta, explicó.

La expansión del sistema de videovigilancia en Montevideo fue posible por la extensión de la instalación de fibra óptica en toda la capital y, al respecto, Gurméndez explicó que cuando inició la actual administración más de 50 barrios aún no tenían acceso a esta tecnología. La situación fue revertida y ahora es posible brindar mayor seguridad a los ciudadanos, entre otros beneficios.