No es más «Multicolor», ahora es Coalición Republicana

Los partidos políticos que integran el oficialismo se pusieron de acuerdo sobre el nombre de su alianza partidaria que fue creada en noviembre de 2019 en el tramo de campaña hacia el balotaje. No será ni “Partido de la Concertación”, ni “coalición multicolor ”, sino que se llamará “Coalición Republicana”.

El nuevo lema cuenta con el aval los titulares de los partidos, Julio María Sanguinetti, Pablo Iturralde, Pablo Mieres, Guido Manini Ríos y Daniel Peña.

El diputado Felipe Schipani (Ciudadanos-Partido Colorado) dijo a Subrayado que el consenso de todos los partidos del oficialismo permite avanzar en la constitución de este acuerdo político y que ya tienen.Seguí leyendoCiudadanos manifestó su respaldo a la precandidatura de Robert Silva a la interna colorada

Los cinco partidos políticos que formalizarán su adhesión a este acuerdo partidario son: Partido Nacional, Partido Colorado, Partido Independiente, Cabildo Abierto y Partido de la Gente, y trabajan en dos ámbitos de negociación: uno político para establecer en qué departamentos votarán juntos bajo este lema para las departamentales de 2025, y otra comisión electoral para la logística de recolección de firmas y redacción de documentos a presentar en la Corte Electoral.

El origen del lema

Mientras la dirigencia conversaba sobre acuerdo para formalizar la coalición, entre mayo y junio surgió una iniciativa de blancos y colorados que querían apurar la conformación de un nuevo lema. Graziano Pascale y un grupo de amigos comenzó la junta de firmas para inscribir la Coalición Republicana.

Dirigentes políticos les agradecieron la gestión, pero les advirtieron que eso debería ser tarea de los propios socios de la coalición. Así, los que originaron el movimiento quedaron para el empuje de redes y en activismo por las firmas.

El movimiento inicial buscaba que todos los partidos fueran con lema común a las elecciones nacionales, pero el acuerdo de los líderes del oficialismo es exclusivo para las departamentales y municipales.

Ese movimiento había surgido con una declaración de convocatoria a los partidos oficialistas: “Los abajo firmantes, ciudadanos que en las últimas elecciones votamos a alguno de los partidos que integran la actual Coalición de gobierno, deseamos realizar por este medio un llamado a los líderes políticos para que busquen los caminos necesarios a fin de comparecer a las próximas elecciones bajo un lema común”.

Dijeron que esa “exhortación se sustenta en el convencimiento de que el sistema político uruguayo, por imperio de la reforma constitucional del año 1996, ha virado hacia un nuevo bipartidismo”.

Y agrego que eso planteaba la necesidad de “que la oferta electoral se ajuste a esa nueva realidad”.

Esa proclama aclaraba que no era “un llamado a abdicar de las tradiciones” ni “los sentimientos de quienes adhieren a los partidos fundacionales”, sino que era para “crear un instrumento que permita (…) adaptarse a las nuevas realidades electorales”.

Destacó que “es un hecho que uno de los polos del nuevo `bipartidismo´ (el Frente Amplio) actúa claramente bajo las nuevas reglas, mientras que “el otro polo sigue actuando conforme a las reglas que la reforma de 1996 dejó obsoletas”.

Los partidos del oficialismo ya tienen constituidos los dos grupos de trabajo, uno con los líderes partidarios y otro con el diputado Felipe Schipani (PC), Darío Castiglione (PN), Rivera Elgue (Cabildo), Marcelo Sosa (PI) y Daniel Peña (PG).