Más de cuarenta estados de Estados Unidos (EEUU) interpusieron una demanda contra el gigante tecnológico Meta en la que acusan a sus redes sociales Facebook e Instagram de dañar «la salud física y mental de los jóvenes», según el documento presentado este martes ante un tribunal de California.

«Meta explotó tecnologías poderosas y sin precedentes para atraer (…) y, en última instancia, atrapar a jóvenes y adolescentes con el fin de obtener ganancias», afirman los fiscales generales de los estados en los que se planteó la denuncia, a la que la AFP tuvo acceso.

Los estados, gobernados tanto por demócratas como por republicanos, añaden que el grupo californiano «ocultó la forma en que estas plataformas explotan y manipulan a sus consumidores más vulnerables» y «descuidó el daño considerable que estas plataformas han causado a la salud mental y salud física de los jóvenes de nuestro país».