Delgado: Zonas francas contribuyeron al desarrollo del país y a diversificar exportaciones

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, participó de la celebración por los 100 años del régimen de zonas francas en el Uruguay. Actualmente hay unas 12 en funcionamiento, que generan un valor agregado del 6% del producto bruto interno y 21.000 puestos de trabajo de calidad. El jerarca señaló que el desafío está en continuar fortaleciendo esta “política de Estado” y adaptarla a los tiempos que corren.

La actividad, que se desarrolló este jueves 14 en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, incluyó la presencia de la directora nacional de Zonas Francas, Ana Alfie; el presidente de la Cámara de Zonas Francas del Uruguay, Enrique Buero, y el director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ignacio Munyo.

Las zonas francas son áreas del territorio nacional donde se desarrollan actividades industriales, comerciales y de servicios, en las que los usuarios están exentos del pago de tributos. Este régimen existe desde 1923, cuando se habilitaron regímenes francos para las zonas portuarias de Colonia y Nueva Palmira.

Delgado señaló que las zonas francas han contribuido a impulsar el desarrollo nacional, captar inversiones, generar empleo de calidad y diversificar las exportaciones. Asimismo, destacó el carácter de política de Estado que han mantenido, ya que todos los partidos políticos que han gobernado fortalecieron el régimen. En 1987, con la aprobación de la ley n.°15.921, se establecieron las bases actuales, recordó.

Hoy en día existen unas 12 zonas francas en funcionamiento y otras tres están autorizadas, informó. El valor agregado que generan es del 6% del producto interno bruto, dijo. En ellas se han instalado unas 1.200 empresas que generan unos 21.000 empleos directos. Estos puestos de trabajo exigen alta calificación, están bien remunerados y emplean a jóvenes, expresó.

Uno de los desafíos a los que se enfrenta el país radica en mejorar el régimen y adaptarlo a los tiempos que corren, aseguró. A lo que  agregó que el desafío es generar mayor competitividad, mejorar las regulaciones y bajar costos. Gran parte de las exportaciones están vinculadas a los servicios tecnológicos, sector en el que Uruguay está a la vanguardia, valoró.

“Esperamos seguir trabajando para generar nuevas oportunidades de desarrollo y, sobre todo, adaptarnos a los tiempos que vienen”, concluyó.