“Empieza por hacer lo necesario, luego haz lo posible y de pronto estarás logrando lo imposible”

Es normal evaluar un año de actividad en todos los aspectos de la vida de una persona rescatando lo positivo y aprendiendo de lo negativo al llegar a diciembre

Ser la presidente de una organización rural que fomenta la permanencia en el campo, el acceso a la igualdad de recursos con respecto al medio urbano conlleva un compromiso y responsabilidad mayor. Representas la voz de otras personas con anhelos y necesidades propios tanto en lo social como productivo. No siempre es fácil ser mujer rural y combinar lo familiar y laboral con esta actividad honoraria tan demandante, pero a la vez enriquecedora. El apoyo familiar es muy importante en mi caso soy afortunada al compartir con los míos la vocación de servir a la comunidad.

La presencia de la mujer rural es fundamental para el arraigo, es el horcón de la familia, la herramienta social para que existan escuelas, centros de salud, etc. Su mano está presente en la tierra, el agua y los animales, siendo una gran aliada a la hora de promover practicas productivas que se adapten al cambio climático. Por lo cual se deben brindar igualdad de oportunidades, dejando atrás ese bagaje cultural normalizador de la desigualdad y falta de beneficios equitativos Se deben fortalecer y crear nuevas herramientas de cambio social.

Si bien Uruguay es un país agrícola ganadero aún falta mucho por hacer, a pesar de ser tan pequeños en escala somos uno de los mejores países de América latina en cuanto a políticas públicas (Cotitularidad BPS, INC, acceso a tierra, reglamentación laboral, etc.)

En mi caso participo entre otras actividades de la Red de Referentes de Mesas de desarrollo (MGAP) un espacio compartido con mujeres rurales de todo el Uruguay, de diferentes edades, estado civil, ideologías políticas y religión: en los talleres no solo compartimos inquietudes también nuestra vida familiar, sistemas productivos, costumbres, etc. Es un espacio para aprender de otras realidades, adquirir experiencias y compartir todo aquello que uno pueda aportar para concretar sueños, luchar contra la discriminación, generar oportunidades que revaloricen a la mujer como tal. En 2023 participamos de varias instancias vinculadas al Plan Nacional de Genero en el Palacio legislativo culminando con un encuentro en Piriápolis con 400 mujeres rurales que pudieron asistir de varios rincones del Uruguay

Este año ha sido increíblemente más activo y productivo que otros años en muchos aspectos.

Se ha participado normalmente en la Mesa de Desarrollo Basalto Superficial e interactuado con la de Producciones intensivas y Hortícola trabajando en el Plan Nacional de Genero y en Plan Nacional de para la Agricultura Familiar entre otros temas. Las MESAS son espacios interorganizacionales e interinstitucionales donde se plantean los problemas particulares de cada zona y se intercambian opiniones, es una herramienta muy útil para los habitantes del campo. Fomentar la presencia de más médicos rurales y servicios de salud de todas las especialidades y acceso a ambulancias, una caminería en mejor estado que posibilite la salida y llegada de producción, la descentralización de trámites, electrificación y conectividad etc.

El proyecto Formadas para transformar posibilitó la inclusión digital y el acceso a la información en lugares donde la educación formal secundaria y terciaria tiene un gran debe por lo cual éstas y otras instancias de formación son necesarias y bienvenidas. En perspectiva vamos evolucionando, pero aún hay mucho por hacer….

Todas estas actividades me llevaron a compartir horas de viaje y espera en terminales con “mujeres cortadas con la misma tijera” que gestó el nacimiento de “Las inquietas” con quienes me une una entrañable amistad. Hemos generado actividades principalmente para aquellas mujeres no organizadas (Fomentos, sociedades rurales, grupos, cooperativas) de todo el departamento: vinculadas al ocio principalmente, pero sin descuidar el acceso a la información de las posibilidades que ofrecen las instituciones (MGAP, INC, MEVIR, PLAN AGROPECUARIO, SUL, INEFOP, IDS, CNNFR, MIDES INMUJERES.ETC) así como algún tema puntual de interés. Salud, sistemas productivos diferentes, visita a otro departamento, etc. Este año tuvimos el honor de recibir dos reconocimientos (MINTUR-INMUJERES y de MIDES Salto)

En la sociedad fomento Vera y Cañas este año logramos varias cosas puntuales: a través de UTE mediante un proyecto llevamos luz a Cerrillada y Puntas de cañas a través de paneles solares para familias vulnerables. Así como abrir una calle para familias de Cerrillada a través de IDS. Juntamente con el amplio proyecto de electrificación de la Mesa de desarrollo -UTE a zonas de influencia del departamento.

Se llevó a cabo plan piloto de curso ovino para mujeres (MGAP-SUL) así como otros abiertos a través de SUL, capacitaciones a través de INEFOP y Descentralización (IDS) para mujeres. Logramos a través de MEVIR tener una sede provisoria para seguir gestionando cursos, etc. A través de la junta e IDS un terreno para construir la sede propia. Hecho muy relevante con vistas al futuro. De la mano de CNFR – Comunidad Europea, MGAP, CELAC e INAC participamos de un proyecto que involucra productores de varios departamentos que promueve la ganadería familiar resiliente y otro de Ecosistema tecnológico para facilitar conectividad, servicios varios (educación, gestión, comunicación, salud para los vecinos, etc.) Participamos en varios programas de difusión.

Participar de la capacitación PROMOTORAS PARA LA PREVENCION DE VIOLENCIA DE GENERO me impactó, vivimos en una sociedad flagelada por esta situación, pero en el campo es aún peor; se normaliza a tal grado que pasa mas desapercibida pues heredamos sin darnos cuenta esa aberrante situación que se trasmite cada día de generación en generación incrementando la vulnerabilidad de niñas y mujeres. Los recursos son escasos, así como el conocimiento de que hacer. ¿Como solucionar algo donde quienes lo padecen desconocen que existe el problema …?

Si bien existe mucho a solucionar, los recursos son limitados y hay que seguir avanzando; vivir en el campo en contacto de la naturaleza , respetando tradiciones ancestrales e incorporando nuevas tradiciones no tiene precio!!!

Marita Gonzalez

Presidente SFVYC

Referente de mujeres referentes de CNFR

Referente MDBS y Red de referentes

Referente SUTUR

Referente Mesa Nacional de turismo accesible

integrante de premio pueblo 2017 LAJULIA(MINTUR)

Grupo Ovino Mujeres <ABRIL

Integrante de LAS INQUIETAS