El Trigo es récord histórico en Uruguay

La Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del MGAP divulgó su Encuesta de Primavera 2023 con los nuevos datos correspondientes al desempeño de los cultivos de invierno en Uruguay, y las intenciones de siembra en cultivos de verano. Como ya se preveía por los datos preliminares que fueron surgiendo desde las chacras en las distintas zonas de cultivo, el trigo marcó un récord histórico de rendimiento superando las 5 toneladas por hectárea y alcanzando 5.037 kg/ha, según la estimación oficial. Es un notable avance en un cultivo clave para el Uruguay, tanto históricamente como en el momento actual .El rendimiento récord también refleja un efecto año: la durísima sequía del verano pasado mineralizó muchos nutrientes que estaban integrados en la materia orgánica del suelo – principalmente nitrógeno- y los hizo disponibles para los cultivos en cuanto volvieran las lluvias. Técnicos y productores han visto como en chacras donde se decidió no ir demasiado a fondo con la fertilización, de todas maneras los cultivos desplegaron un verde intenso notable. Esto se ha visto tanto en cultivos de invierno como en los cultivos de verano, que están en pleno desarrollo.

Agricultura récord

El rendimiento del trigo marcó un máximo histórico en Uruguay, la cebada “pegó en el palo” y el maíz sigue avanzando en área y tecnología. El avance agrícola es sorprendente, pero no hay magia sino inversión, tecnología y mucho esfuerzo.

Por Ing. Agr. MBA Nicolás Lussich

Nicolás Lussich.jpeg

La Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del MGAP divulgó su Encuesta de Primavera 2023 con los nuevos datos correspondientes al desempeño de los cultivos de invierno en Uruguay, y las intenciones de siembra en cultivos de verano. Como ya se preveía por los datos preliminares que fueron surgiendo desde las chacras en las distintas zonas de cultivo, el trigo marcó un récord histórico de rendimiento superando las 5 toneladas por hectárea y alcanzando 5.037 kg/ha, según la estimación oficial. Es un notable avance en un cultivo clave para el Uruguay, tanto históricamente como en el momento actual.

PUBLICIDAD

4 Producción de cultivos de invierno.jpg

En efecto, tradicionalmente el trigo ha sido el principal cultivo del país, aunque hoy otros cultivos lo han igualado o superado. En tiempos de sustitución de importaciones (mediados del siglo pasado hasta los 80) se lo subsidiaba de distintas formas, con el objetivo de llegar y mantener la autosuficiencia, cubriendo las casi 400.000 toneladas correspondientes al consumo interno. Al día de hoy las cosas han cambiado tanto que aquel escenario es irreconocible: hace ya muchos años que el trigo es un cultivo de exportación, arrojando prácticamente todos los años un importante saldo exportable. Pero hablar de “saldo” tal vez sea equívoco: a principios de los años 90 Uruguay ingresaba el Mercosur, lo que implicaba abrir el mercado triguero. El cultivo aparecía como uno de los sectores productivos más expuestos a la competencia regional (Argentina) y con riesgos de sufrir un duro golpe. Transcurridos los años, el resultado fue exactamente el opuesto: el cultivo aumentó su competitividad por mayor productividad, promovida por la apertura del mercado.

De tal manera que -como se muestra en la gráfica adjunta- el rendimiento prácticamente se duplicó en menos de 30 años. Al hacer la regresión lineal de los datos oficiales, surge que el rendimiento en los últimos 30 años ha aumentado a razón de más de 70 kg/año. Esto se fundamenta en varios factores. Por un lado, nuevos materiales genéticos de alta productividad se han ido introduciendo en la base de variedades sembradas, con competencia entre las empresas semilleristas, que buscaban darle la mejor relación calidad precio al productor. A su vez, incide la gran acumulación de inversiones en capacidad de siembra y cosecha, que permite una mejor agronomía y por lo tanto más productividad. También se han acumulado mejoras en el manejo y el uso de insumos de alto impacto, tanto en la prevención de enfermedades y plagas como en la fertilización, para un rendimiento cada vez mayor.

Nota Diario El País , Nicolás Lusich