No se olviden de Cabezas!! 27 años de su asesinato en Argentina, por la mafia de Yabrán

José Luis Cabezas nació el 28 de noviembre de 1961 en Wilde, Buenos Aires y comenzó a trabajar para la revista Noticias en 1989 como reportero y fotógrafo gráfico.

La fotografía de Alfredo Yabrán

En el verano de 1996 logró fotografiar a Alfredo Yabrán, siendo esta imagen la primera en conocerse del poderoso empresario. La revista Noticias publicó esta foto en su portada del 3 de marzo de 1996. Allí se veía a Yabrán caminando en la playa de Pinamar junto con su esposa, y la escena captaba por primera vez su rostro.

Alfredo Yabrán fue un empresario objeto de una investigación periodística sobre corrupción política. Anteriormente había sido acusado por el exministro de Economía Domingo Cavallo de ser el líder de una agrupación mafiosa que negociaba con el poder político.

Durante la década de 1990 fue vinculado con negocios ilícitos. A pesar de que por mucho tiempo se desconocía su actividad, fue vinculado con el entonces presidente Carlos Menem. La fotografía de su rostro en todos los medios de comunicación lo desplazaron del anonimato y generaron presión para esclarecer las causas en las que estaba implicado.


El asesinato de José Luis Cabezas

Durante el verano de 1997, Cabezas trabajó junto con Gabriel Michi realizando la cobertura periodística en Pinamar, donde se hospedaban muchos políticos y empresarios.

Durante la madrugada del 25 de enero de 1997 al salir de una fiesta organizada por Oscar Andreani, Cabezas fue secuestrado y asesinado en General Madariaga, a los 35 años. Fue encontrado calcinado dentro del auto Ford Fiesta que había sido alquilado por su empleador. Su cuerpo demostró que había sido esposado y recibido dos tiros en la cabeza .

En mayo de 1998, la Justicia dictaminó la orden de captura de Alfredo Yabrán, acusado de ser el autor intelectual del asesinato. El 20 de mayo la policía allanó su casa y Yabrán se quitó la vida. El resto de los involucrados, los secuestradores y asesinos de José Luis Cabezas, fueron encarcelados y liberados años más tarde.

En la actualidad, ninguno de los culpables por su asesinato se encuentra cumpliendo sus condenas. Los implicados pertenecían a la banda “Los Horneros” de La Plata, conformada por Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana. Asimismo existen otros involucrados con el hecho como Gregorio Ríos, jefe de Seguridad de Alfredo Yabrán y los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo