De integrantes de la Lista 1 a la opinión pública

En el día de ayer, por medio de sendas cartas que se presentaron al Dr. Manuel María Barreiro, en calidad de Secretario General del Partido Colorado en Salto, y al Sr. Marcelo Malaquina, en su calidad de Secretario General de la Agrupación Armando I. Barbieri, un grupo de correligionarios pertenecientes a dicha agrupación manifestamos nuestra decisión de hacer usufructo de una licencia en nuestros cargos hasta el 27 de Octubre del 2024 inclusive.
Dicha licencia abarca los cargos en el Comité Ejecutivo, así como en las Comisiones en las que actuamos. Esta decisión es tomada en virtud de sentirnos limitados en nuestra voluntad de acompañar al Prof. Tabaré Viera, como precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Colorado.
La Departamental José Batlle y Ordoñez, Lista 1, se apresta a tomar una decisión que prácticamente significa la proscripción de un candidato que representa la línea del Presidente Julio María Sanguinetti. Esta decisión no es congruente con la línea histórica que la agrupación ha tenido desde el retorno de la democracia, en donde siempre ha estado apegada a la línea Batllista.
El posicionamiento surge de una “departamentalización” de una elección que en realidad es de orden nacional, con el cometido de marcar diferencias entre el candidato a Intendente que impulsa nuestra casa, Marcelo Malaquina, de otro eventual candidato a Intendente por otro sector partidario.
Las transformaciones aplicadas a la Constitución de 1967, aprobadas a través del Plebiscito del 8 de Diciembre de 1996, provocaron la separación en el tiempo de las elecciones Nacionales de las Departamentales, por que entre otras cosas, se deseaba que la temática de los gobiernos departamentales esté presente en la agenda de los electores, situación que en el régimen anterior se veía obstaculizada por la simultaneidad de ambas elecciones y la lógica prevalencia de la temática nacional sobre la local . Ir por el sentido inverso, haciendo prevalecer los temas departamentales sobre la temática nacional, representa una contradicción al espíritu de la reforma de 1996.
La historia del Partido Colorado no es una historia de unanimidades, pero si de tradición en el respeto y defensa a la libertad de consciencia, al amparo del espíritu republicano en nuestra Constitución; lo que ha permitido a través del tiempo la mantención de la unidad partidaria a pesar de posiciones encontradas, sin que éstas conlleven a una ruptura.
Es por ello, que los dirigentes colorados siempre han trabajado en donde se sienten cómodos, somos un partido de hombres y mujeres libres. Y cobijados en esa libertad de acción, es que no podemos renegar de nuestra condición de “Batllistas”.
Ello nos impulsa a la creación de una nueva agrupación partidaria, totalmente independiente de cualquier otra, que participará en las próximas elecciones rumbo a las internas de Junio en apoyo al candidato Prof. Tabaré Viera y a las nacionales de Octubre acompañando al candidato que la mayoría colorada elija a Presidente.
Pasadas las elecciones nacionales tenemos la intención de regresar a nuestro lugar de origen para poner nuestro esfuerzo rumbo a la elección departamental.

Blanca Hackenbruch, Norberto Oliva, José A. Cardozo, Alvaro Ferreira