Mae Iemanjá

La tradicional festividad afroumbandista se celebra tanto en Montevideo como en el resto del país y reúnen a los fieles bajo la consigna de rendirle culto a Iemanjá, la diosa del mar.

Este viernes, como todos los 2 de febrero, miles de personas vinculadas a la religión umbandista se reúnen en las playas de nuestro país , para celebrar y rendir culto a Iemanjá, la diosa del mar.

Los fieles, que visten ropas celestes y blancas para la ocasión, se acercan al atardecer para dejar ofrendas en la playa a la «madre de todos los orixás». De acuerdo a esta religión los orixás son «entidades intermedias entre los seres humanos y el ser supremo (Zambi), creador de todo, vinculadas a las fuerzas naturales».

El culto de Iemanjá nació en el río Kuta, en Nigeria, y llegó a Uruguay con el tráfico de esclavos. De acuerdo al mito Iemanjá se quedó con las aguas oceánicas al cruzar el óceano y dejó a Oxum, su hermana menor o hija, en las aguas dulces.

Considerada la «reina de las aguas», esta divinidad proviene del pueblo Yoruba, en el oeste africano. Este pueblo comparte una lengua en común, creencias y tradiciones espirituales. Las deidadesyorubas se llaman orishas, y cada una tiene su leyenda y una función en el universo: son las divinidades del amor, del fuego, de la pesca, de la justicia, de la música, de la guerra, de la sabiduría, de la fertilidad. En el caso de Iemanjá, es la orisha del agua salada, protectora de los pescadores y de las familias en general. Es también la orisha femenina más importante de toda la religión.

Iemanja es un Orixá, es decir, una manifestación de la divina creación de Olodumare «Dios», por lo que no se debe confundir con una Diosa, sino que es una divinidad. En Yoruba, su nombre originario es Yemoja, que significa «Madre de los peces o Madre cuyos hijos son los peces».