Analía Fernández (Espacio Abierto Frenteamplista): “Yo defiendo ideas, no caudillos”

Por primera vez en los medios, Analía Fernández, dirigente frenteamplista del Espacio Abierto Frenteamplista, realizó declaraciones del porque el sector al que pertenece resolvió alejarse del ENFA que postula la candidatura de Lima y acompañar la de Orsi en todas las instancias electorales que se avecinan. Habló de las aspiraciones políticas de Elbio Machado de ser candidato a diputado en las próximas nacionales y su prohibición de serlo por los sectores de Lima, de su convicción como dirigente de ser seguidora de “ideas y no de caudillos” y la confimación de haberse enterado de su separación con el intendente de Salto por una nota periodística.

Fernández dijo que “comencé a militar en el año 2009 en la Lista 888, Agrupación Armando Aguirre, y desde ahí trabajamos juntos con Elbio Machado. Era votante del Frente Amplio pero no había militado y ahí comienzo a hacerlo, participando de las comisiones, formándonos Lito Mutti, con quien aprendimos muchísimos. Fueron unos cuantos años de militancia con el sueño de poder cambiar la realidad”.

La dirigente de izquierda sostuvo que “salíamos a militar todos los días e integré todas las comisiones conociendo el interior profundo. Ya desde ahí con Elbio militamos y siempre comentamos nuestra historia común como militantes. Siempre me gustó la manera de trabajar de Elbio Machado, muy humano, muy sencillo y en el ENFA (sector de Lima) no encontrábamos lugar donde militar. Pasadas las elecciones departamentales pasadas todo quedó muy quieto y soy de la idea de que aún logrando los objetivos se debe continuar militando. Cuando Elbio arma el Espacio Abierto Frenteamplista, hablamos y decidí acompañarlo. Coincidimos muchísimo y tenemos las mismas ideas”.

Analía Fernández dijo que al decidir Machado el alejamiento del ENFA, “tomé la misma decisión. Cuando Elbio me comenta acompañar a Orsi, me tomó por sorpresa pero nunca dudé en seguir acompañando a Machado. Cuando desde el ENFA se le niega la posibilidad de ser candidato a diputado con todas las condiciones que tiene fue lo que me llevó a tomar la decisión. No fue fácil comunicárselo a él (Lima), pero desde el momento que le cierran la puerta a Elbio me decidí. En cualquier ámbito político prima la democracia y en el ENFA no sucedió eso. Quiero dejar claro que yo defiendo ideas, no caudillos. Siempre fui frenteamplista antes de conocerlo a Andrés y aporté muchísimo para que lograra lo que logró. A muchos puede gustarle y a muchos no pero lo hice convencida”.

Fernández dijo que priorizó lo colectivo por encima de su lugar de confort, “cuando nos juntamos con nuestro grupo político manifesté mi posición y que cada uno estaba en libertad de elegir seguir con nosotros o no pero que íbamos a trabajar por la candidatura de Orsi. Hacemos barriadas, reuniones, actividades, trabajando y militando fuertemente”.

Agregó que “nunca coincidimos con la forma de actuar del ENFA y las reuniones con Lutemberg nos permitió ver que trabajan en equipo y en esa línea vamos a militar. No me arrepiento de nada, todo es aprendizaje aunque si nos equivocamos reconocemos y pedimos disculpas. Políticamente se me ninguneó como mujer, preferí callarme la boca al punto que fue muy duro enterarme por una nota periodística que estaba separada. Estaba supuestamente todo bien y salió eso. El Frente Amplio tiene que ser el próximo gobierno nacional y con Yamandú vamos a lograr esos objetivos”.