Gobierno conformó el Consejo Administrador del Fondo Infancia

“Es un momento histórico en cuanto a políticas de infancia”, consideró el ministro de Desarrollo Social, Alejandro Sciarra, luego de la reunión en la que se constituyó el primer Consejo Administrador del Fondo Infancia, compuesto por el Mides, la OPP, el MVOT, el BPS, el INAU, la ANEP y ASSE. La gestión de los fondos y el cumplimiento de los 17 proyectos presentados por las diversas entidades integran los cometidos del órgano.

La reunión entre los representantes de las instituciones que componen el Consejo Administrador del Fondo Infancia se desarrolló este martes 16 en la Torre Ejecutiva. La creación del fondo como persona jurídica de derecho público no estatal fue dispuesta en los artículos 605 al 628 de la Ley de Rendición de Cuentas y el decreto reglamentario posterior, de marzo de 2024, explicó Sciarra, en diálogo con Comunicación Presidencial.

En ese contexto, detalló que será dirigido por el Consejo Administrador, presidido por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) e integrado, además, por el de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT), el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y Banco de Previsión Social (BPS).

“Es un momento histórico en cuanto a políticas de infancia”, consideró Sciarra, y agregó que, entre los cometidos del consejo se encuentran administrar el presupuesto y ejecutar el cumplimiento de los 17 proyectos presentados por las distintas entidades intervinientes.

“Hay un compromiso total de las instituciones”, afirmó el ministro, y destacó que las iniciativas abarcan temáticas relacionadas a la mejora de la alimentación, el acceso a la vivienda digna, salud, asistencia social, cultura, educación y capacitación para el trabajo.

Según se establece en el decreto presidencial del 11 de marzo de 2024, el programa anual de acción de la política nacional para mejorar las condiciones de vida de los niños y adolescentes, integrantes de hogares en situación de vulnerabilidad, incluirá metas cuantificables y plazos para su cumplimiento.