Opción: A quien votaría si las elecciones fueran el domingo?

Análisis

El Frente Amplio continúa liderando la intención de voto rumbo a las elecciones de octubre, secundado por el Partido Nacional, sin importar el criterio de medición seleccionado. Por bloques, la situación es de paridad, con algunas variaciones relevantes según el escenario considerado.

A siete meses de las elecciones presidenciales y parlamentarias y la campaña rumbo a las elecciones internas en curso, nuestro Monitor de Opinión Pública arroja un panorama similar al de las últimas mediciones realizadas, con variaciones leves comprendidas dentro del margen de error. Para comenzar, al considerar únicamente las preferencias partidarias (sin candidatos presidenciales nombrados), el FA obtiene hoy 43%, 4 puntos más que su votación de 2019. En las últimas mediciones, el FA ha oscilado en un rango pequeño comprendido entre el 41% y 44%. Además, su intención de voto es muy superior a aquella existente en abril de 2019 y algo superior a la existente en abril de 2014 (aunque con un menor porcentaje de indecisos por repartir que hace diez años).

El Partido Nacional, por su parte, ocupa un segundo lugar, con una intención de voto del 28%, distanciado tanto del FA como del resto de los partidos con representación parlamentaria. También el PN ha tenido oscilaciones leves y dentro del margen de error en los últimos trimestres, con un rango comprendido entre el 28% y 31% si tomamos las últimas 5 mediciones.

En tercer lugar se sitúa el Partido Colorado, con un 8%. Esta es la medición con mayor intención de voto al PC de las últimas 6 realizadas. Anteriormente, el PC osciló entre un 5% y 6%. Próximas mediciones permitirán comprobar si existe efectivamente una tendencia al alza en la intención de voto partidaria hacia el PC.

Por último, Cabildo Abierto y el Partido Independiente suman 3% y 1% de intención de voto respectivamente. En el caso de Cabildo Abierto, es la tercera medición consecutiva donde marca un 3%, lo que indica un descenso frente a medición anteriores (con 4% o más de intención de voto). En el caso del PI, la situación es de estabilidad.b

Por bloques, el enfoque de medición vía intención de voto estrictamente partidaria, arroja 3 puntos de ventaja del FA sobre la CR, lo que se corresponde con la mayoría de mediciones recientes. Un resultado de este tipo dejaría con mejores chances al FA de alcanzar la presidencia debido a su mejor potencial de fidelización de votantes desde octubre a noviembre.