San Cono

San cono es un santo nacido en la localidad de Teggiano (también conocida como Diano), al sur de Italia, a finales del siglo XI, perteneciente al Orden Benedictino.

Previo a su nacimiento, sus padres, los Indelli, tuvieron el mismo sueño: del vientre de su madre, Igniva, brotaba una llama de extraordinario resplandor con forma de cono, nombre que adquirió su hijo. En el dialecto de la época Cono significaba: “Algo Perfecto”.

Siendo adolescente Cono decide tomar los hábitos, ingresando al monasterio benedictino de San Nicolás, pero el superior del mismo se opuso, debido a que Cono era único hijo y sus padres eran ancianos, esto no sería beneficioso para ellos. Debido a esta negativa, escapa al Monasterio de Santa María de Cadossa, situado a pocos kilómetros de su ciudad natal.

Sus padres concurren al Monasterio en su búsqueda, Cono al saberlo se esconde en un horno de pan, que estaba encendido. Las llamas no provocaron ningún daño en él, es allí que se produce el primer y único milagro en vida del santo. Mediante este destacado suceso sus padres perciben que la voluntad de Dios era que Cono permaneciera en el Monasterio y se consagrara a la vida religiosa.

Cono se desempeña como una persona generosa, siempre dispuesto a ayudar a sus hermanos. Poco tiempo después de su ingreso al monasterio y siendo muy joven recibió un misterioso mensaje: “Esta noche Dios te llamará”, fue así que Cono, un 3 de junio dejó de existir

uestran en 4 frescos existentes en la capilla.

– En 1261 ocurre el “Milagro de la Traslación”; el pueblo de Diano y el pueblo de Padula se enfrentaron para decidir quién tenía derecho a poseer los restos del futuro Santo, los cuales eran custodiados en el Monasterio de Santa María de Cadossa. No pudiendo llegar a un acuerdo optaron averiguar cual fuera la voluntad del Santo. De tal manera, el 27 de setiembre del mismo año, cargaron el cuerpo sobre una carreta llevada por dos bueyes indómitos, uno de cada pueblo. Los restos descansarían en el lugar donde estos detuviesen su recorrido. Milagrosamente

ucana, cercana a Diano, fue afectada por un terremoto de gran magnitud, del cual hay memoria en diversos periódicos de la época. En algunos pueblos como en Montemurro murieron miles de personas, el único poblado donde no se registraron víctimas ni graves daños fue Diano. Durante el sismo el campanario de la Catedral se había inclinado, poniendo en riesgo la seguridad de los dianenses. Los ciudadanos decidieron pedir la ayuda de su protector. El apareció parando la caída del campanario.

Cono fue canonizado recién en 1871 por el Papa Pio IX, pero los teggianenses lo consideraban santo desde mucho tiempo antes. Fueron estos quienes llevaron a diferentes países del mundo el culto a San Cono, entre ellos a Uruguay.

En 1882 la colectividad italiana de Florida encomendó al Sr. Blas Aloy para que fuera a Teggiano y así traer una reproducción de la imagen de San Cono, un año después, en 1883 comenzó la construcción de la capilla en honor al Santo. El 3 de junio de 1885 se realizó la primera procesión que partió desde el templo, la cual había sido recientemente inaugurado.

Desde ese año hasta la actualidad, decenas de miles de personas llegan cada 3 de junio a la Capilla,  en un marco religioso-popular, que convierte a la calle Rodó, sobre la cual se ubica el templo en una gran feria.

En la parte posterior del templo se destaca el Museo de Ofrendas, donde se encuentran innumerables testimonios de gratitud: camisetas de fútbol, escritos, cuadros, motonetas, bicicletas, guitarras, trajes de novias, entre otros, los cuales son guardados en amplias vitrinas.

l 3 de junio de 1885 se realizó por primera vez, en Florida, la procesión del santo, constituyéndose en una de las celebraciones más populares del país, atrayendo a miles de fieles locales como de otros departamentos, paro también turistas y curiosos.

La vigencia de San Cono no se limite al 3 de junio, sino que durante todo el año se registra una constante visita de fieles de Florida y de todo el país, que concurren a hacer pedidos, agradecer o cumplir promesas. En la capilla hay un salón lleno de todo tipo de objetos dejados en agradecimiento por favores recibidos, el que puede ser visitado libremente.

La fiesta de San Cono adquirió tal trascendencia que el 18 de mayo de 2001 fue promulgada la ley 17.337 que declara el 3 de junio como feriado laborable para el departamento de Florida.