UTEC incorpora infraestructura y equipos para fortalecer Licenciatura en Jazz y Música Creativa

Con la ampliación de su sede en Mercedes, Soriano, la Universidad Tecnológica (UTEC) fortalece la Licenciatura en Jazz y Música Creativa. Las obras incluyeron la construcción de un auditorio y dos salas de grabación, tras una inversión que supera los 2.000.000 de dólares. El coordinador de la carrera, Federico Lazzarini, dijo que la matrícula incluye alumnos del país y el exterior, que disponen de opciones de inserción laboral.

Tras la reforma, el edificio de la UTEC en Mercedes sumó un auditorio y dos salas de grabación, que conllevaron  una inversión total de 2.100.000 dólares: 1.500.000 para infraestructura y 600.000 para equipamiento nuevo. Entre los dispositivos adquiridos, se encuentran una consola de 32 canales, monitores de audio, un sistema de grabación de audio digital, micrófonos y auriculares. Los nuevos espacios serán inaugurados el próximo miércoles 5 de junio.

Las obras se extienden por 380 metros cuadrados, 90 en planta baja y 290 en las superiores, más una terraza exterior transitable. En la parte inferior se ampliaron los espacios de soporte académico y administrativo, y se construyó un aula; en la parte superior, hay dos salas de grabación que pueden integrarse en un salón multifunción, más un entrepiso donde se ubica el cuarto de control.

La dimensión de la sala principal permitirá la grabación de ensambles de jazz, cuyo número de integrantes oscila entre 15 y 20 músicos, y de orquestas de cámara, generalmente compuestas por entre 30 y 40 artistas.

Originalmente, la propuesta educativa era de tres años, tras lo cual se obtenía el título de Tecnólogo en Jazz y Música Creativa. En 2022, indicó Lazzarini en diálogo con Comunicación Presidencial, al ser creada la licenciatura, se sumó un cuarto año, con tres opciones de profundización: Performance Musical, Composición y Arreglos, y Sonido y Producción Musical. Las clases se dictan en modalidad semipresencial.

La tecnicatura comenzó con 10 estudiantes, pero este año asisten a los cursos de la carrera 54 alumnos, cuyas edades varían entre los 18 y los 49 años. El jerarca explicó que, durante 2023, los docentes recorrieron centros educativos musicales y ámbitos profesionales de distintos departamentos, para difundir la propuesta y recoger iniciativas locales.

La matrícula actual incluye personas provenientes de Soriano, Río Negro, Paysandú, Colonia, Rocha, Rivera, Salto y Montevideo, así como de países vecinos, como Argentina. Alumnos de Cuba y Guatemala también han pasado por las instalaciones de la UTEC en Mercedes.

Lazzarini detalló que la inserción laboral de los egresados abarca distintas áreas, en función de la orientación elegida. Así, los de Performance Musical se desempeñan como músicos de sesión en bandas, grabaciones o giras de terceros o en sus propios proyectos; los de Composición y Arreglos generan trabajos para bandas sinfónicas, pequeñas orquestas y ensambles, con antecedentes de colaboración con la Universidad de Hamburgo, en Alemania.

En el área de Sonido y Producción Musical, que atiende la aplicación de la tecnología a la música, se abre un amplio espectro que comprende distintos medios y formatos audiovisuales, como películas, documentales y hasta videojuegos. En este sentido, el entrevistado informó que se trabaja con la Universidad de la República (Udelar), en un convenio con la Licenciatura de Medios Audiovisuales, que se dicta en el departamento de Maldonado, para identificar nuevas oportunidades laborales.

La carrera está muy vinculada, filosófica y programáticamente, con la iniciativa Jazz a la Calle, así como sus estudiantes y egresados, que se desempeñan también como docentes en su Escuela de Música, señaló. Del mismo modo, se trabaja de manera coordinada para facilitar el ingreso a la UTEC de quienes asisten al referido centro.

Consultado sobre la situación del jazz en Uruguay, sostuvo que el género ha crecido y que, en ese marco, se intercambia con países con experiencia en su relevamiento y sistematización, como Argentina, Chile, Colombia y Brasil. De forma simultánea, se avanza en el desarrollo de un catálogo de composiciones nacionales y, asimismo, se sostienen y fortalecen los festivales temáticos y movimientos departamentales. “Cada vez somos más los que trabajamos para el jazz local”, expresó.