«El día que me quieras».. hoy una vez más : 89 años del fallecimiento del Zorzal Criollo Carlos Gardel

El hecho es que, durante su vida, cosechó la admiración y el respeto de su audiencia, y después la sorpresiva muerte, dimensionó más su gesto y su estampa, su calidad de cantor y compositor, y su resuelta cualidad histriónica.

Tuvo el talento para ser el arquitecto de su prestigio, de su fama, de su voz, de su música y hasta de su propio nombre.

La Última Gira

El 25 de marzo de 1935, en los estudios Víctor de Nueva York, Gardel realiza una grabación donde anuncia que acaba de filmar “dos películas Paramount” (“El día que me quieras” y “Tango Bar”) e informa que comenzará una gira el día 28 de ese mes, que incluirá Puerto Rico, Antillas Menores (Curazao y Aruba) y varias ciudades de Venezuela y Colombia, Antillas Menores (Curazao y Aruba) y que debía continuar hacia Panamá y Cuba para concluir finalmente en México antes de emprender el regreso a Nueva York. Interrumpiéndose en Colombia, por el trágico accidente.

El Accidente

Sucede lo inesperado, en Colombia Medellín, el 24 de junio de 1935, es una decisión equivocada y absurda del piloto, la que lleva a colisionar el avión trimotor Ford de ala alta F 31 modelo 5-AT-B, con un empuje de 420HP por Módulo, contra otro avión similar (Ford Mod. 5-AT-D) que se encontraba detenido pidiendo Pista a cierta distancia. Estas aeronaves podían elevarse con un máximo de 6.237 Kg de peso total. Y efectivamente el F31 de la Cia. SACO, luego de carretear algunos cientos de metros, le comenzó a fallar uno de los motores laterales, lo que hizo que este desviara su curso, 90 metros, y sin poder despegar, (aquí se debía abortar el despegue) ya que sumado al peso y la falta de potencia, había pocas posibilidades de lograrlo, es entonces que se estrellara contra el avión parado al final de la Pista.

El piloto debió desistir el despegue, al observar la falta de potencia, (como lo estipulaba el protocolo), pero su soberbia de piloto experimentado, fue más fuerte, y las consecuencias irreversibles para todos.

En el avión viajarían nueve pasajeros y dos tripulantes, once en total, de los cuales sobrevivieron cinco al momento del impacto, graves, pereciendo dos un par de días después, quedando dos vivos con importantes secuelas, falleciendo al final 16 personas entre ambos aviones.

Entre los fallecidos estaba: Carlos Gardel, Alfredo Lepera: compositor de las letras de muchas de sus canciones, como de los guiones de sus películas, Guillermo Barbieri: guitarrista y compositor, Ángel Domingo Riverol: Guitarrista. Además, Ernesto Samper Mendoza y Willys Benington Foster (Tripulantes, Piloto y Radio Operador). Como parte de la Comitiva: José Corpas Moreno, Alfonzo Azzaf, Celedonio Palacios (empresario), Henry Swartz (promotor de espectáculos).