Delegación de Pelota al Medio a la Esperanza competirá en torneo internacional

El ministro del Interior, Nicolás Martinelli, encabezó la despedida a la delegación sub-18 de Pelota al Medio a la Esperanza que competirá en Suecia en un torneo de fútbol. El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Matías Terra, dijo que es la primera vez que integrantes del programa participan de instancias internacionales, y destacó la relevancia de la iniciativa que oficia de “herramienta deportiva y para la vida”.

El acto realizado, este jueves 4, en el estadio Charrúa de Montevideo, incluyó la participación de la prosecretaria de la Presidencia, Mariana Cabrera, y el subsecretario del Interior, Pablo Abdala.

Terra expresó que la participación en el torneo por realizarse en Suecia representa un arduo camino, y en ese sentido, reflexionó que “las cosas difíciles solo pueden costar un poco más”. Especificó que se trata de la primera vez que integrantes del programa participan de un torneo internacional y que los integrantes del plantel provienen de contextos vulnerables.

Informó que el programa Pelota al Medio ha ampliado sus capacidades de cobertura en centros e instituciones para aumentar la capacidad de respuesta. “El proyecto es una herramienta deportiva y para la vida”, complementó.

Asimismo, destacó que la dirección que lidera trabaja a diario con gente de todo el país en procura de «tender puentes» entre el Ministerio del Interior y la población. También mencionó que el trabajo interinstitucional resulta ser la base para una mejor seguridad y convivencia.

En la ceremonia las autoridades presentes entregaron el pabellón nacional al equipo sub-18 de Pelota al Medio a la Esperanza Universitario.

El programa promovido por el Ministerio del Interior funciona para evitar la deserción educativa de niños y adolescentes y fomentar valores de competencia deportiva. Contempla, además, al ejercicio como oportunidad, herramienta y agente que colabora con sociedad desde un enfoque participativo y de derechos humanos, de forma tal que garantice los principios de universalidad, integralidad y no discriminación.