Tras apertura en Las Piedras, suman más de 30 los dispositivos de atención a mujeres ante casos de violencia en todo el país

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) inauguró, a través del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), un centro para asistir a mujeres que padecen violencia basada en género, en la ciudad de Las Piedras. Actualmente, hay cinco sedes de estas características en el departamento de Canelones y 35 en todo Uruguay, que incluyen atención especializada, psicológica, social y legal, dirigida a mujeres mayores de 18 años.

En la apertura del local, concretada este martes 9 en Zenen Rodríguez 793, Las Piedras, estuvieron presentes el titular y la subsecretaria del Mides, Alejandro Sciarra y Andrea Brugman, respectivamente, así como la presidenta del Inmujeres, Mónica Bottero.

La implementación del servicio conlleva una mejora sustantiva en la atención a las mujeres residentes en Canelones y amplía la capacidad de respuesta ante este tipo de violencia. A la fecha, Uruguay dispone de 35 dispositivos en los que se brinda asistencia especializada psicológica, social y legal. “Esto mejora las condiciones de atención para las mujeres que padecen ese flagelo”, sostuvo Sciarra, y agregó que el nuevo servicio ya está en funcionamiento.

El servicio se suma a los cuatro para mujeres víctimas de violencia que ofrece el Inmujeres, en Costa de Oro, Ciudad de la Costa, Toledo y Pando, en el departamento de Canelones, detalló Bottero en una rueda de prensa, y agregó que en la ciudad de Las Piedras el servicio se brinda desde hace varios años, pero no se disponía de un local propio para la atención. “A partir de ahora, las mujeres que están en situación de violencia de género, a través de un equipo de abogadas, asistentes sociales y psicólogas, se pueden atender en nuestra propia casa”, indicó.

Asimismo, señaló que, luego de que atraviesan el proceso de violencia, el Imujeres ofrece también alternativas de apoyo, mediante capacitaciones y subsidios de alquiler y empleo, a través de programas del Mides. En 2023, unas 600 mujeres accedieron al servicio en Canelones y se registró una cifra similar en Montevideo, informó Bottero.