Velas de miel, los 11 y 22 se encienden

Las velas de miel o velas de cera de abeja además de su belleza y valor terapéutico son muy utilizadas para rituales espirituales ya que son capaces de mover energías positivas para atraer el amor, la bondad y la prosperidad.

Aunque todos los días son buenos para encender una vela de miel existen algunos días donde su poder es mucho mayor que en otros.

Los días 11 y 22 de cada mes son días donde se concentra una gran cantidad de energía, ya que coinciden con los números maestros que aporta una alta vibración de energía positiva, potenciando cualquier ritual que queramos hacer.

El número 11 en numerología tradicional (pitagórica) es considerado un número maestro que significa ‘superconsciencia’ en todas sus manifestaciones, es percepción, sabiduría e intuición extrema.

El número 22 es considerado como uno de los más poderosos, capaz de convertir todos los sueños y deseos en realidad, es un número de

precisión y equilibrio.

Existen muchas formas de hacer rituales con velas de cera pero básicamente debemos preparar el espacio en donde vayamos a hacer el ritual, convirtiéndolo en un lugar donde nos sintamos a gusto y cómodos, podemos realizar una limpieza previa del espacio con salvia o palo santo si lo deseamos.

No debemos tener un propósito específico para encender las velas de miel en esos días el sencillo echo de encender la vela generará bienestar potenciando los aspectos positivos de su vida.

Colocamos  1, 3 o 7 velas en un plato, hay que  encenderlas con un fosforo de madera mientras lo hacemos podemos hacer alguna oración o petición o simplemente contemplarla, debemos dejar que las velas se consuman solas. El acto de prender una vela implica un compromiso personal con los cambios que vengan, estos exigirán cambios internos que deberemos asumir

Todos los meses, en estos días debemos repetir este pequeño ritual para que así, active la energía de la prosperidad.