Interior incorpora 500 plazas en Santiago Vázquez para mejorar condiciones de reclusión

El Ministerio del Interior y el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) reinauguraron, este martes 16, el módulo 1 de la Unidad n.° 4, en Santiago Vázquez. Las instalaciones, en las que trabajaron desde enero pasado unas 100 personas privadas de libertad, pueden albergar unas 500 personas. El titular de la cartera, Nicolás Martinelli, dijo que se buscó ofrecer condiciones dignas y adelantó que se construirá otros centros.

Asistieron al acto el secretario de la Presidencia, Rodrigo Ferrés, y la prosecretaria Mariana Cabrera; el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema; el subsecretario y la directora general del Interior, Pablo Abdala y María José Oviedo; el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Matías Terra; el director del INR, Luis Mendoza, y el de la Policía Nacional, José Manuel Azambuya, entre otras autoridades.

El módulo reinaugurado, de 3.000 metros cuadrados, está compuesto por cinco plantas, con dos sectores cada una y un total de 104 celdas. Las obras fueron efectuadas por una centena de internos del complejo penitenciario, que participaron en tareas de albañilería, sanitaria, electricidad, herrería y carpintería, bajo la coordinación del Polo Industrial de Santiago Vázquez.

Martinelli afirmó que la reconstrucción del espacio, abandonado desde 2014, tras un motín ocurrido el año anterior, es un ejemplo de la política de la actual administración, que ha reforzado las estrategias de prevención y represión y afronta las causas del delito, con el objetivo de reducir la reincidencia y combatir la inseguridad.

El ministro destacó la labor de las personas privadas de libertad en el proceso de renovación, que comenzó en enero de 2023, y dijo que se trabajó para ofrecer condiciones dignas. Asimismo, consideró que la cárcel comienza a ser un lugar donde se forma a las personas en oficios y recordó los convenios vigentes con el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), entre otras organizaciones.

Además, resaltó que se construye un nuevo centro de reclusión en Artigas, con 380 plazas, cuya inauguración se prevé para los próximos meses, y mencionó proyectos en desarrollo, como el de la cárcel de mujeres en Punta de Rieles, con 850 cupos, y otros tres dispositivos en el Penal de Libertad, con 460 cada uno.

En el sistema penitenciario hay 15.429 internos, de los cuales 4.893 están alojados en la Unidad n.° 4, informó Mendoza, quien explicó que el referido módulo servirá para mejorar, de forma gradual, la situación en otros edificios del complejo y que unas 45 personas privadas de libertad ya residen allí como parte de un plan piloto.

El titular del INR recordó que en el predio se edifica una escuela de la Dirección General de Educación Técnico Profesional (DGETP-UTU). También indicó que 1.209 internos trabajan, 633 cursan primaria o secundaria, 246 asisten a educación no formal, otros 92, a estudios universitarios en un anexo de la Universidad de la República y 514 practican deportes. “Hay oportunidades de rehabilitarse”, concluyó.

Lema, en tanto, evaluó de forma positiva el comienzo del plan del Mides, de acompañamiento a personas egresadas del sistema penitenciario, que abarcará a unas 500 y cuyos resultados podrán medirse en los próximos meses. La iniciativa incluye la asignación de un técnico social de referencia y la entrega de prestaciones socioeconómicas, así como la inclusión en dispositivos de alimentación, solución habitacional, asesoramiento legal y educación.