Mieres: Indicadores de empleo muestran recuperación con niveles similares al período prepandemia

En diálogo con Comunicación Presidencial, el titular de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, explicó que para el total país en diciembre de 2023 la tasa de actividad se situó en 63,8%; la tasa de empleo en 58,9% y la tasa de desempleo en el 7,8%, lo que representa un incremento del número de personas en el mercado laboral, también de personas ocupadas y una baja en el desempleo con respecto a noviembre 2023.

Mieres sostuvo que los datos de diciembre 2023 vuelven a confirmar las tendencias positivas de los principales indicadores de empleo, que se ubican en cifras similares al período prepandemia. En el caso de la tasa de actividad las cifras son similares a 2016, y en la tasa de empleo al año 2017, con una recuperación de 40.000 puestos laborales en 2023.

Con respecto al desempleo, que registró una baja del 0.4 % en comparación con noviembre del pasado año, el promedio anual se sitúa en cifras similares a 2017; y en materia de informalidad el promedio anual de 2023 fue 3.5 % menos que en 2019, con una tasa actual del 21.5%. En esa línea destacó la importancia del descenso ya que implica mayor número de personas amparadas en la seguridad social y con mejor calidad del empleo.

Sobre la situación de las personas en seguro de paro aclaró que es un indicador que refiere a trabajadores del ámbito privado, formales y dependientes, que son cerca de la mitad de la población económicamente activa (PEA); y que en diciembre 2023 fueron 43.500 las personas en esta situación, representando la cifra más baja desde el año 2017.  

El jerarca precisó que, si bien las tendencias son positivas y las proyecciones para 2024 muestran un crecimiento de la economía que impulsa a mejorar los indicadores, la cartera tiene importantes desafíos en materia de empleo como lograr una baja en la tasa de desempleo juvenil y la disminución de la brecha de género en el mercado laboral.

Además, señaló la necesidad de mejorar la productividad, es decir que las empresas logren mayor rentabilidad con el objetivo de mejorar la cantidad de puestos de trabajo y aumentar los niveles salariales. En esa línea recordó que, mediante un acuerdo en el Consejo Superior Tripartito, se instalará en el mes de febrero una mesa de trabajo en materia de productividad integrada por representantes del gobierno, la central sindical única de Uruguay (PIT-CNT) y las cámaras empresariales.

Por último, resaltó el crecimiento del salario real en 2023 y dijo que, al terminar el período de gobierno, 6 de cada 10 trabajadores habrán recuperado el poder adquisitivo previo al período de la crisis sanitaria por COVID-19, y que 4 de cada 10 estarán por encima de esa recuperación.