Gobierno acordó crédito para universalizar saneamiento en el interior del país

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), OSE y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata) suscribieron, este martes 9, un contrato que posibilita un préstamo por 325.000.000 de dólares para ejecutar el Programa de Universalización del Saneamiento en Uruguay. Esta medida alcanzará a 190.000 habitantes distribuidos en 61 localidades.

La actividad, en la sede del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), incluyó la participación de la titular de esa cartera, Azucena Arbeleche; el presidente de OSE y su secretario general, Raúl Montero y Jorge Maeso, respectivamente, y la presidenta ejecutiva del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), Luciana Botafogo.

Asimismo, estuvieron presentes el subsecretario del MEF, Alejandro Irastorza; la vicepresidenta de OSE, Susana Montaner, y miembros del directorio de dicho organismo.

El Gobierno uruguayo firmó un programa por 353.200.000 dólares con Fonplata, de los cuales 325.000.000 serán otorgados por el organismo regional, y el resto será una contrapartida local. El objetivo de esta iniciativa es lograr la universalización del saneamiento en el país.

El plazo estimado para la ejecución de las obras y los desembolsos es de cinco años. El proyecto, que será ejecutado y supervisado por OSE, contará con la garantía MEF.

En otro orden, se dispuso otorgar un subsidio de hasta 30.000.000 de dólares por año, que será aportado por Rentas Generales, para el repago del financiamiento.

La propuesta de universalización alcanzará a 190.000 habitantes distribuidos en 61 localidades del interior del país, lo que permitirá obtener una cobertura global de saneamiento, que pasará de 48% a 68%.

En declaraciones a Comunicación Presidencial, el titular de OSE sostuvo que la firma de dicho préstamo permitirá alcanzar “uno de los grandes objetivos de esta administración”, que implica aumentar la cobertura de saneamiento en el interior del país.

Montero añadió que, como parte del proyecto, se aumentarán casi en un 100% las plantas de tratamiento de aguas residuales, y que la totalidad de la obra será muy importante para la salud de la población, y la calidad del ambiente.

Finalmente, el jerarca explicó que los trabajos comenzarán a inicios del segundo semestre del año.

En la primera fase se realizarán más de 57.000 nuevas conexiones, se instalarán 812 kilómetros de tuberías y redes de alcantarillado sanitario, se construirán 43 nuevas plantas tratamiento, y se reacondicionarán tres ya existentes.