Si las elecciones fueran hoy 43%FA, 39% Coalición y 12%indecisos según Equipos Consultores

Las preferencias partidarias de los uruguayos continúan mostrando un escenario equilibrado, con leve ventaja para el Frente Amplio. El FA tiene ventaja entre los jóvenes y en Montevideo, y los partidos de la Coalición entre los de mayor edad y en el interior del país.

Los resultados de abril

Al terminar abril, “si las elecciones fueran hoy”, 43% de los uruguayos dijo que se inclinaría por el Frente Amplio, 29% por el Partido Nacional, 7% por el Partido Colorado, 3% por Cabildo Abierto, 2% por otros partidos, 4% dijo que votaría en blanco o anulado, y 12% se manifestó indeciso.


Si se compara el Frente Amplio con la suma de los partidos de la Coalición Multicolor, el resultado en abril es una diferencia favorable al Frente Amplio de 4 puntos (43% a 39%).

Gráfico 2 – Simpatía política por bloque

Los resultados comparados con la medición anterior muestran pocas variaciones. El Frente Amplio pasa de 42% a 43%, el Partido Nacional de 27% a 29%, el Partido Colorado se mantiene en 7%, y Cabildo Abierto pasa de 4% a 3%. 

modo de balance

¿Cuánto pueden decirnos los datos actuales sobre lo que podría ser el resultado en la primera vuelta de octubre? Mucho, desde el punto de vista de las grandes magnitudes. Poco, desde la “sintonía fina”, y de un eventual pronóstico sobre el ganador.

Es muy probable que el escenario electoral actual muestre un final con dos bloques competitivos de tamaño similar. No parece que vaya a repetirse el escenario de primera vuelta de 2019, con 15 puntos de diferencia de la Coalición Multicolor sobre el Frente Amplio.

Pero aún falta tiempo para poder visualizar los detalles más finos. Hay un 12% que hoy no tiene inclinación por ningún partido e incluso dentro de quienes sí tienen simpatías partidarias, hay una parte importante cuya inclinación no es firme y que podría llegar a variar.

Queda mucha campaña por delante. Quiénes serán los candidatos o candidatas de cada partido, cómo se integrarán las fórmulas presidenciales, cuáles serán las propuestas que se pondrán encima de la mesa, qué estrategias implementarán los distintos partidos y candidatos hacia la elección, qué impacto tendrán las acciones propagandísticas y la movilización territorial, qué elementos de sorpresa pueden intervenir en el escenario político, cómo interferirán los plebiscitos en marcha (si es que lo hacen) sobre el escenario electoral, cómo evolucionará la economía del país, la seguridad pública, cómo terminará la evaluación del gobierno. Todas estas interrogantes, y algunas otras, no pueden responderse ex ante.